miércoles, diciembre 29, 2004

¿Ultimo post sobre cocrouchis?

Despues del comentario de Mhh me quedé pensando cómo se sentirá pisar una cucaracha descalzo.
Y me acordé de la sensación patológica (como neologismo) que siento muchas al atravesar plazas repletas de palomas estacionadas alrededor de maiz, pan, u otros comestibles. Sentí ese cosquilleo en el pie, ese ímpetu de ir siempre hacia adelante, pese a todo, pase lo que pase. Y esas ansias de impulsar con el empeine a una de esas anónimas. Es un querer y no querer. Un "no quiero pero si sucede no me voy a molestar".
Debe ser el mismo impulso que tiene Pajarita Distraida cuando pasa junto a perritos tamaño pocket.
Deseo/rechazo.

4 comentarios:

  1. Hasta podría organizar un happening futbolístico con los ocasionales concurrentes a la plaza, usando palomas a modo de balones...

    Martin

    ResponderEliminar
  2. tendrá algo que ver con Dr. Jeckyel y Mr. Hyde?... pasa... y te ponés contenta... pero....mmmmm.....que no se repita porque sino será un vicio y eso te hace una pateadora de perros o de palomas....igual.... aviso aunque lo hayas hecho una vez y te crees que ya está bien y es suficiente..... no te alcanza.... lo vas a querer hacer de nuevo....

    ResponderEliminar
  3. Los perros chiquitos estan hechos para ser pateados.
    (O en su defecto, para complacer a sus dueñas)

    Mensaje para Anouk: no seas tonta, pretendé tener la genialidad, el talento y las ideas de Kairel solamente.

    La Negra

    ResponderEliminar
  4. Le parece?
    El perro grande està destinado a complacer a su dueña, creo yo...
    Por lo demàs... Anouk nos engrandece (Grande, Pa!) con sus caricias literarias. Cualquier otra cosa que diga, no es cierta.
    Se agradece inmensamilmente su commentario

    ResponderEliminar