lunes, diciembre 22, 2008

Ou?

Un par de mocasines bigotudos, viejos, "más chatos que cinco ´e queso", pueden arruinar cualquier apoteosis artísitca. Es increíble que sigan existiendo. Eso y los caprichos.

ShouldIstayorshouldIgo.

Oh, querido Hamlet! Tal era el quid de la cuestión. El Billy the Kid de la question. De haberlo sabido antes, no hubiera colaborado con el sindicato de Mártires, Víctimas y Afines. (Mar. Vic. y A.). Injustos con mi espíritu leve, las desgracias ajenas, los dramas singulares que no me rozan pero me anudan pluscuanmarineramente desde la garganta hasta la boca del estómago
Soplidos livianos que arrastran las hojas y me arrastran a mí, que también soy así de liviana.
Dónde está mi máscara veneciana, mi carnaval triste, mi retahíla de frases sin sentido?

martes, diciembre 16, 2008

Abralapalabra: Meteorológico

Mete oro. Lógico!

jueves, diciembre 04, 2008

En una zapatería así como el que está acá enfrente, chiquita y artesanal, vi en Porto Alegre un zapato número 50.

martes, diciembre 02, 2008

lunes, diciembre 01, 2008

Vicente López

La pregunta tan temida brotó de los labios de mi madre:


-Qué planes tenés para estas fiestas?

jueves, noviembre 20, 2008

Abralapalabra: Galimatías

Un Matías francés

domingo, noviembre 09, 2008

Alive!

Èramos botijas. Èramos burbujitas alienadas en el medio del parque, robàndole horas a la jornada completa. Pistas y ruedas. Y el pequeño atisbo de la primera delincuencia juvenil. Habìa sol, habìa crisis y habìa que asegurar los lazos de la amistad efìmera. Tres años es mucho, cuando es un cuarto de tu vida y sin lugar donde hallarse. Ni los juegos, ni la belleza, ni el rock, del cual aùn habìa que pedir permiso para participar. Quedaba la calle, quedaba esperar a que a una le dijeran "Mujercita" y le abrieran una puerta, para poder quedarse a mirar entre vinilos y cassettes. Habìa mucho de negro, de punk, de grunge, de jeanes rotos y camisas a cuadros, de mùsica fuerte que lo ensordece todo. Y la vanguardia que aùn no resulta còmoda. "Quiero ser normal" latìa constantemente y se atrincheraba ante cualquier bifurcaciòn, frente a la que siempre elegìamos el camino de la izquierda.

Mañana de sol

No es que odie a mi vecino.
Pero saber que està del otro lado de la pared demasiado baja -donde mis ojos podrìan pasar sin problemas- un domingo a la mañana de sol y prendas ìntimas, me molesta. Dejando de lado uqe hace tiempo que no vivo aquì y que en realidad fue èl, fueron ellos quienes tomaron posesiòn de mi casa, de mi habitaciòn hacinada, de la mampara del baño, de la cocina al revès y de ese cuarto en lo que acà serìa la escalera, que era la habitaciòn de mi hermano.
Poco tiene que ver que me invitaran a su primer cumpleaños, el niño que casi tenìa mi edad, y yo, con mis once años a cuesta, tuviera que pasar por el desprecio de ver mi casa en manos ajenas, a merced de trogloditas culturales, un probable ex integrande de los servicios y una ama de casa que luego se dejarìa matratar por madre, padre y perro uqe le ladre, para luego echar putas contra el resto cuando se le diera la oportunidad.
Sì, yo me afanè la Cindor.
Habìa ahì una bolsa -nunca habìa habido bolsas en lugares comunes! Nunca se hàbìan mancillado los espacios compartidos- luego de que la invasiòn del espejo en el ascensor apareciò un dìa, luego un portacartas espantosdamente kitsch que luego todos terminaron por utiliza, los moretones a la altura de la cadera, por los frenos de las bicicletas que ellos ponen sistemàticamente en la escalera que da al palier, obviando cualquier regla mìnima de convivencia o seguridad. Entonces, si estaba ahì, en mi casa, en mi edificio, ¿por què no habrìa de llevàrmela?
O cuando el olor a amargo serrano invadìa el edificio a causa de esas flores que ponìan en la terraza -comùn- y que llenaban de pelusas anque bichos mi propia casa, que sì, que tenìa terraza propia. Y sì, tambièn tenìa parrilla. Y por supuesto, era mucho màs grande.
Pero no, no lo odio.
Es sòlo repulsiòn acèrrima que le tengo.

lunes, noviembre 03, 2008

Abralapalabra: Acasusso

Acaso uso
Me saluda con un beso mojado de baba olorosa y se me queda el cachete desagradablemente húmedo con esa fragancia apestosa. Intento que mi corta nariz doble hacia la izquierda, pero no lo consigo. Si me habla, pequeños señuelos de saliva humectan nuestra comunicación, que por mi parte, quiere ser reducida a la más despojada de las cortesías.
Su hálito infecto es el mensajero de su presencia.
Como los taxistas. Los taxistas huelen mal desde sus fauces y su pequeño mundo con ruedas es carne de diván del poettcristal.
No es justo que mi perfume se exilie de mi cuerpo dejándome indefensa ante las marejadas ajenas de olores fétidos.
Y en este momento, tengo recuerdos de cosas que nunca pasaron. Falsas memorias, probablemente, de lo que vendrá.

domingo, noviembre 02, 2008

Lo veo ahí, sentado en la punta de la mesa, leyendo, mientras yo voy y vengo limpiando, ordenando, haciendo y deshaciendo. Es un león cansado, un macho beta que sabe que algunos menesteres están para ser hecho por las féminas que vinieras a caer a su madriguera. A mí me da rabia verlo tan displicente cuando levanta el diario para que yo limpie. Su mujer ya está habituada a ese trato silencioso y gestual, a las pequeñas descalificaciones diarias, a su música que lo copa todo y que invalida cualquier tipo de comunicación posible.

Ella lo tolera, yo no sé cómo.

En cambio, yo aún disfruto dejar todo en su lugar para mi compartir con mi compañero. Como cuando me alcanza el trapo para que para pasarle a la mesa, es la excusa perfecta para acariciarlo fugitivamente. Mañana le tocará a él y yo tendré que planchar o quizá cocinar. De una u otra manera, todo eso es para agasajarlo y corresponderle, en toda su entrega.

jueves, octubre 30, 2008

Culpa

No fue la concreción del sueño en sí, sino sentir el peso, el túc! en la punta del zapato y que luego saliera volando impulsada por el envión de mi pie.
Tanta pero tanta culpa me dio patear una paloma, uqe tras el incidente, le cedí mi taxi a una vieja.

miércoles, octubre 15, 2008

Micromañanacentro

Una zombie de insomnio caminando por la ciudad. Casi tan blanca como el cielo, casi tan gris como la ciudad. Mecida por el saxo de Coltrane, me envuelvo más en la nube de irreales formas, de horarios en desuso.

viernes, octubre 10, 2008


jueves, octubre 09, 2008

C

Qué linda que es la guarda de azulejos de la estación Lavalle, de la línea C.

Oreja Viajera

-Hola, Por qué no me atendiste? …Ah… Te llamaba para saber cómo habías pasado tu primera noche de mujer. Vos sabés que yo te amo, no? (…) Bueno, si no me extrañás lo suficiente para vernos hoy… Sorete! Sos una sorete! …Te amo.


Párpados para las orejas! Párpados para las orejas! No quiero escuchar estas cosas a la mañana temprano!!!

lunes, octubre 06, 2008

Huella perdida

Existen comitivas dedicadas a la búsqueda de golosinas viejas: Tubby 4 fue el emblema de su lucha: la última vez que tvieron noticias de él, fue en octubre de 2005, en un kiosco de Viamonte y Uruguay. Quienes lo vieron, dieron cuenta del efecto afrodisíaco que este chocolate generaba.
En estos momentos, se dedican a buscar el rastro de las mielcitas. Quienes integran este grupo, no han podido dar aún con el producto, pese a su perseverante búsqueda en diversos kioscos de la capital y el conurbano bonaerense. Sin embargo, una testigo habría visto restos de mielcitas por la calle Catamarca, en el barrio de San Cristóbal. Casualmente, detectó un kiosco cerrado a sólo unos metros de los residuos e inquirió a su dueño cuando vio el establecimiento abierto. Al parecer, según dijo el señor, las mielcitas no provendrían de su negocio. La testigo sospecha de un círculo cerrado, una cofradía, que tan sólo permitiría a miembros exclusivos, la degustación de este elixir.No obstante lo cual, continúan elaborando hipótesis que podrían develar el misterio de esta y otras golosinas. Próximamente, nuevas investigaciones rastrearán el paradero del Naranjú, el Bauti, el bocadito Holanda, los chicles Puaj y el maní con chocolate Alpes

domingo, septiembre 28, 2008

Tenía un oscuro rincón donde guardaba cartas, facturas, fotos de los que no podía desprenderse. Un cilindro de rattán con tapa traído de algún viaje a Marruecos o regalado por alguien.
Por momentos, esa caja grande tenía la dimensión del corazón delator. Luego caía en el olvido, como las cosas que llevaba dentro. Abrir esa cesta era un viaje al pasado y a lo que no quiso ser conocido.
Es extraño cómo funciona la negación y el olvido. Había reencuentros, pero rápidamente, los volvía a poner ahí en ese cesto, en ese lugar recóndito de su hogar. Tirarlo, no podía. Sólo le restaba acomodarlo en ese lugar estratégico donde el ojo no ve. Por cómplice o por chicato.
En muy contadas ocasiones, se acercaba como quien enfrenta a un molino, sabiendo la derrota de antemano. Aún así, exponía su cuello a esa olla vegetaloide y se hacía de la propia arma asesina, como encantadora de serpientes amateur. Y rompía una carta o recuperaba una foto que terminaría ajada por el uso y la exposición.
Y cuando pensé que estaba todo dicho, las cosas se movieron.

Pasaron los festejos, tengo uqe reencontrarme y reconocerme.

Then, I´ll be back.

viernes, septiembre 05, 2008

Selvagem

Cuando estoy cansada, estoy más salvaje.
 
Más irascible y más aguda: escucho más, huelo más, veo más.
Pero también más tontona y menos inhibida.
Entre la paz y la guerra hay un límite muy débil.
 
Y mi cara lo dice todo.

martes, septiembre 02, 2008

El horóscopo de La Razón no deja de sorprenderme

domingo, agosto 31, 2008

viernes, agosto 29, 2008

Post N° 1000

"El relox de arena"


¿Qué tienes que contar, relox molesto,
en un soplo de vida desdichada
que se pasa tan presto;
en un camino que es una jornada
breve y estrecha de éste al otro polo,
siendo jornada que es un paso solo?
Que si son mis trabajos y mis penas,
no alcanzaras allá, si capaz vaso
fueses de las arenas,
en donde el alto mar detiene el paso.
Deja pasar las horas sin sentirlas,
que no quiero medirlas,
ni uqe me notifiques de esa suerte
los términos forzosos de la muerte.
No me hagas más guerra,
déjame y nombre de piadosa cobra,
que harto tiempo me sobra
para dormir debajo de la tierra.

Pero si acaso por oficio tienes
el contarme la vida, presto descansarás, que los cuidados
mal condicionados
que alimenta lloroso
el corazón cuitado y lastimoso,
y la llama atrevida
que amor ¡triste de mí!, arde en mis venas
(menos de sangre que de fuego llenas),
no sólo me apresura
la muerte, pero abrévieme el camino;
pues con pie doloroso,
mísero peregrino,
doy cercos a la negra sepultura.
Bien sé que soy aliento fugitivo;
Ya sé, ya temo, ya espero
que he de ser polvo, como tú, si muero;
y que soy vidrio, como tú, si vivo.

(Francisco de Quevedo)


Gracias a todos todos todos los que han pasado por aquí, a quienes estuvieron en más o menos de estos años.
A los lectores viejos, a los nuevos, a los lenguaraces y a los silentes. A los que se compartieron conmigo y me dejaron compartirme.
A los ojos que han recibido todas estas letras.

Feliz cumplepost a Relox!!!! (Mh..., por otros mil posts? Ah, y no voy a hacer fiesta de 1000 posts, porque no soy flogger. Pero hubiera estado bueno)

jueves, agosto 28, 2008

Si alguien te regala un yoghurt Activia... es una forma sutil de decirte "Andá a cagar!"?

Física

Los subtes se dividen entre los puntuales y los impuntuales. Los impuntuales son los que no tienen nada que perder y se arrojan en auténtico desafío de esa ley que dice que "dos cuerpos no pueden ocupar exactamente el mismo espacio". Aparentemente a los impuntuales, les* importa poco y nada la física.
Sí, sí, Sra. No insista. Aunque intente compactarme contra la puerta, así de anchas son mis caderas. Yo le agradezco su preocupación, pero así son.
No, Sra. No tiene que ver con "buena voluntad", es una cuestión de que no cabemos más. Y sí, yo también paso por esto todos los días. Qué bien, Sra. Que Ud. es pequeñita y pudo ubicarse entre mi tobillo derecho y mi codo izquierdo.
Qué bueno! Metrovías podría organizar un torneo de Twister. Seríamos potencia olímpica. Yo me anotaría.
Y qué peor que cuando ya han podido con una, descubrir que aunque la mayoría de la gente ha bajado –en ese ultraje final- en la estación de la combinación –antes de que suba el malón proveniente de la otra línea- me encuentro apretando a la gente de motu proprio, ya como si el aire ejerciera la inercia que me obliga a empujar.


*Pertenezco al grupo de los impuntuales, pero llegado el caso, para qué voy a luchar contra el espacio tiempo si total ya llego tarde.

miércoles, agosto 27, 2008

Flores y bombones (puede uqe esto también lo haya escrito ya)

Cada vez que por la calle veo un Sr. con flores en la mano, creo uqe él piensa que se mandó una cagada por la que él cree que se tiene que disculpar con alguna mujer.
Una Granca.

(Los chocolates, déjenlos acá)

martes, agosto 26, 2008

Sep tiem bre






Es el viento de tormenta que me corre el pelo de la cara y la tibieza que se empieza a sentir: el sol de de la mañana o el vestigio vespertino. Es el mes de la primavera que se acerca impostergable. No puedo dejar para mañana ser septiembre hoy. Viene mi florecimiento, ese año que me viene pisando los talones. Es una trompeta que sobla un aire denso y espeso. Es un mar, uqe no está. Es la tristeza de saberse y de saber. Es la aceptación metafísica. La trascendencia. El brillo del día a día. La opacidad de cada momento (yo no era así).
Y una copa.
Y una canción.

domingo, agosto 24, 2008

Corolario a un dos posts atrás

{Cuánto más tiempo paso en mi casa e irremediablemente oigo las conversaciones de los otros cohabitantes, me doy cuenta de que lavidafamiliar y lavidadepareja están llenas de discusiones, peleas y frustraciones.{


Una vergüenza!!! Lo posteado aquí hasta hace un momento, ya fue publicado aquí mismo, hace tres años...


Soy reiterativa soy reiterativa soy reiterativa. Qué le vamo´ a hacer!!!???

sábado, agosto 23, 2008

Leit motiv (Garantía para Séptima)

Claro... Tiene razón. Lo vemos en la vidriera y nos parece lindo. Después lo tenemos en casa y el osito sólo sirve para acumular mugre.

Y no es eso lo uqe queremos. (aunque... suavecito como alfombra de piel...)

jueves, agosto 21, 2008

Bruja de cabotaje

Se me había pegado una frase: "A rey muerto, rey puesto". No podía sacármela del paladar y así fue cómo me enteré que había renunciado Alberto Fernández. Pero no, no era por eso. Era algo más que no me dejaba pensar.

Por supuesto que a los pocos días, me olvidé.

Ahora todo tiene sentido. El rey ha muerto. Larga vida al rey!
En cambio, ahora el dolor se agarra de la boca del est[omago, pero no lo suficiente como para enviarme al mar de las lágrimas en cualquier momento, en cualquier lugar. Siempre siempre siempre todo pasa en los medios de transporte, en los lugares de transición que no son ni aquí ni allá. En los que -supongo- yo no soy esta ni soy aquella. Una melodía, una iglesia con escalinatas en una esquina, una declaración de amor a la que no pude corresponder (qué turra la forma en la que el "todo vuelve" llega... Los dioses... el humor negro... ya se ha dicho...), un gesto ya visto antes, adrián otero, una faringitis que me déja vu lnerable, una inestabilidad física, laboral, emocional, afectiva. Cualquiera puede ser el disparador.
Y ahí empieza a doler. Despacio, no sea cosa que... Es increíble cómo el dolor y la tristeza se manifiestan físicamente.
Y después se pasa, queda latente. Porque la teoría dice que no vale la pena, que no hay enojo ni dolor ni lástima que merezca. Incluso cuando me pregunto cuánto fue irreal y cuánto fue verdad. Y si lo uqe no fue, habría sido tan bueno. (Ser tratada como un perro sarnoso y desconocido... no está bueno). Y aunque asuma que todo (excepto esto último) fue elegido. A tientas y con un lazarillo ciego.
Y sin embargo el muy turro se agazapa ahí como si fuera consistente, como si se tratara de algo más que pura ausencia, vacío.
Entre María Jiménez y María Jiménez, la radio pitonisa del bondi, adivina y promete "todo vuelve a mí una vez más... te aliviará una vez más".

Bueno, basta.

domingo, agosto 17, 2008

Otra vez, domingo.

Y los domingos son míos. O nuestros, cuando decidimos con Pajarita exponer nuesta integridad física en pos de nuestra sibaritez de diarios y charla semanal, bruncheando en el bar de nuestro pintorescamente peligroso barrio. (La semana pasada estuvimos a punto de perecer en manos de un potencial sicario, al cual le facilitamos las coordenadas exactas para cometer su siguiente trabajo).
Pero el domingo está hecho a mi imagen y semejanza. Es el día en donde pierde el sentido el corpiño y otras formalidades. Hay disfraces, hay licencias y permiso para la portación de anteojos raros o no tener desodorante.
Tiene que haber café con leche, tiene que haber diario, tiene que haber última página de la revista C a manos de Carolina Balducci, o como fuere que se llame en realidad.
Hay también amanecer con "Lo pasado, pensado", oído con mayor o menor vigilia. Y luego, por supuesto el "Pronto, chi parla?", esa costumbre adquirida vaya a saber uno por qué, si yo toda la vida renegué del idioma italiano y en los últimos tiempos, Gino Renni me resignificó (Y Giancarlo Gianinni, claro está).
Quizá haya siesta. Y más que seguro, trabajo. El segundo trabajo. Aquél que -como me sucedía con algunas materias de la facultad- adoro, me llena de orgullo, pero me cuesta un domingo y la mitad de otro llevar a cabo. Entonces el domingo es siempre trasnochado.
El domingo es la apoteosis de la soledad. Es llevar a cabo todos los rituales que elijo, como desarrollar la habilidad de transportar los petates del desayuno en un solo viaje, sosteniendo -además de taza y plato- frascos de mermelada.
El domingo se me escapa entre los dedos con la suavidad de la arena, con el placer de enterrar la mano en la arena seca mientras escucho cómo rompen las olas, cualquier día de vacaciones.

domingo, agosto 03, 2008

Bailás?

boomp3.com
El lunes, es iraní.
El martes, español.
El miércoles, checo.
El jueves, holandés.
El viermes, brasileño.
El sábado, francés.
El domingo, sin lugar a dudas, es el día italiano por antonomasia.
A Estevez le gusta dormir la siesta en casa ajena. No hay cosa que adore más que la inviten a comer algún sábado o domingo. Entonces, después de comer, del postre y el café, ella pide permiso, pregunta si se puede tirar un ratito (media hora, no mucho más). Generalmente la gente acepta el pedido. Si fue invitada a comer, no deberían tener mucho problema. Estevez se deja conducir hacia los aposentos de la casa y una vez que la dejan sola, comienza su festín. Se sienta sobre la cama anfitriona -no importa que sea en la habitación de huéspedes-, la prueba, evalúa la resistencia del colchón, verifica si no hay partes hundidas o declives.
Las almohadas requieren su especial atención. No sólo las hay bajitas o pomposas. Las hay duras o blanditas, perfumadas u olorosas, irregulares o consecuentes, de guata, de fibra de vidrio, de gomaespuma; de plumas, por suerte, nunca le tocó.
Pero el súmum es cometer la osadía completa e invernal de abrir la cama, de sentir las sábanas, el roce de la tela, el peso de las frazadas. Estevez conquista el terreno de sábanas lisas y acomodadas y les va dando su forma. Y nada de quedarse hecha un bollito cerca de la almohada. Cuando lo hace, lo hace bien: se estira hasta el horizonte, en donde los tejidos, la cama y el colchón se unen. Testea la calidad midiendo la temperatura que alcanzan sus pies en los primeros cinco minutos; se fija en cuán tirantes están las cobijas, prueba cómo es dormir con la cabeza tapada. Los olores, los sonidos, el espacio, la cantidad de luz. Generalmente, imagina si esa cama se usa todas las noches o forma parte del mobiliario virgen de las casa: esos espacios que no se transitan, que están ahí sólo para ser vistos. Imagina también quién duerme ahí y se deja acomodar con los gestos y posiciones del dueño original.
Estevez es una especialista de la siesta. Le encanta ser salteadora de camas.

miércoles, julio 30, 2008

Expiatorio

Lo quemó con el cigarrillo. No fue a propósito, pero el marido de su amiga le quemó el dedo con el cigarrillo. No fue porque su mujer y él se hubieran reído toda la noche, mientras el marido departía con el resto de la gente. Tampoco fue porque mientras se reían, se hacían propuestas indecentes en franco clima de camaradería, no. Ni siquiera la razón fue que cuando el marido contaba detalles íntimos, él ya los sabía. Fue un mero accidente. No se podía fumar, alguien empujó, el cigarro estaba prendido y le dejó una ampolla que le dura hasta el día de hoy.


martes, julio 29, 2008

Tradición


En la casa de mi abuela, en Italia, había un chiquero con glorieta, para que los cerdos tomaran el sol. Por la mañana les abrían la puerta para que anduvieran a su antojo y los alimentaban durante un año con verduras, frutas (menos cerezas) y mezclas de harinas. Les daban de comer todo el día, hasta que los  bichos se arrastraban hasta el comedero..

El primer día de Carnaval mataban a uno de esos animales y hacían comidas para toda la semana.  Y el postre. Mi abuela cuenta que gritaban, gritaban..

 

Postre de sangre.

 

Hay que tener mucho cuidado con la preparación de este dulce. Es necesario matar el cerdo cortándole el cuello y luego colgarlo para que la sangre drene.  El recipiente que reciba la sangre debe estar muy limpio y bien seco. Se recomienda utilizar una olla grande. Por otro lado, hay uqe evitar que se coagule, moviendo el cuchillo en el cogote del animal y revolviendo en la olla para que se mantenga líquida.

Una vez obtenido todo el líquido del porcino, se pone a hervir a baño maría, se le agrega azúcar, chocolate y nueces.

Se lo deja en el fuego -revolviendo constantemente- hasta que tomaba la consistencia de mermelada.

Exquisito!

 

Cuando mi abuela le contó a mi abuelo, a él le dio mucho asco. Pero poco después de casados, mi bisabuela lo preparó. Y el abuelo lo probó. Y le encantó.

 

sábado, julio 26, 2008

Déjeuner du matin

Il a mis le café
Dans la tasse
Il a mis le lait
Dans la tasse de café
Il a mis le sucre
Dans le café au lait
Et il a reposé la tasse
Sans me parler
Il a allumé
Une cigarette
Il a fait des ronds
Avec la fumee
Il a mis les cendres
Dans le cendrier
Sans me parler
Sans me regarder
Il s'est levé
Il a mis
Son chapeau sur sa tête
Il a mis
Son manteau de pluie
Parce qu'il pleuvait
Et il est parti
Sous la pluie
Sans une parole
Sans me regarder
Et moi j'ai pris
Ma tête dans ma main
Et j'ai pleuré.

lunes, julio 21, 2008

Soleá por bulería

Ese gitano es pa´ mi
Ay una escalera de vidrio
Por donde sube la pena
Por donde baja el alivio

domingo, julio 20, 2008

-Uy! Mirá los cosos esos! Están trabajando a full. Como hasta las diez de la noche, están.

El tipo no podía sacar los ojos del supermercado chino y el semáforo ya estaba en verde. Me impacienté y contesté por inercia. Ese hombre olía mal. No logré determinar a qué. Un olor a feo proveniente de su boca, eso era seguro. Hasta que por fin salí eyectada del taxi, en cuanto divisé la puerta de mi hogar, dulce hogar.
----

La mina está en la esquina, con tres valijas a su alrededor. El tipo la mira y presiente un viaje a Ezeiza. Le hace luces y se acerca. Ella se ve claramente alterada. Le hace señas al tipo para que le abra el baúl. El taxista baja del auto y se dispone a cargarlo. Una vez finalizada esa tarea, le abre la puerta a la mujer para que se suba. Ella saca un papelito y se lo da. Tiene una dirección.
-Van acá. Déjelas en la puerta si quiere. Es más, por qué mejor no se las lleva con Ud? Tome.
La mujer le da un billete generoso. El tipo no entiende mucho, pero Julio Argentino es seductor. Se lo lleva con él, así como el cargamento y sale raudo a cumplir con su misión.

sábado, julio 19, 2008

Crónica de una siesta

Tenía hasta las 19,10 para dormir. Y logré pegar los ojos a las 17,40. Ponele que entre el fr[io y el acurrucamiento, estuve un poquito más.

18,13 hs: Evanescence llega al país exclusivamente para expulsarme violentamente de la siesta. Trato de concentrarme fuerte fuerte en el sueño. Siento el frío todavía en los pies. Hay luz afuera. Yo, babeo la almohada. Checkeo y no, ya no me duele la garganta. Me aferro con uñas y dientes a lo que me queda de onírico. Intento ignorar la banda sonora. El corazón me late muy rápido. Quince minutos después, logro dormirme. Entre sueños logro determinar que eventualmente bajaron la música. Qué afortunada soy!

18,20: identifico una canción de Casi Ángeles. No lo suficientemente fuerte como para que merezca mi desvelo.

18,38 hs: Evanescence y su hitazo otra vez sonando cerca de mi tímpano. Sobresalto, corazón veloz. Que esa canción no la habían tocado ya? Ah, no, claro. Ahora tienen una invitada especial. La vecina que lo puso!!! Pero qué amor! Oh! Y vuelve a sonar la canción de Casi Ángeles pero en karaoke! Y ahora es Gilda! Qué maravilloso! Todos los grandes éxitos cantados por una digna hija de alguien que escucha Emmanuel. Los genes caminan, dice la abuela. Noto que he continuado babeando la almohada y que me da frío. No puedo respirar por la nariz. Mi sentido kitsch de la vida, continúa dormido, así uqe mi locura primigenia quiere adelantarse. “Bravo” como si fuera la mismísima María Callas y aplaudirla desde el balcón. Pero no puedo. Hace frío y yo estoy en remera. Pendeja desubicada. Y yo que en cualquier momento puedo estar loca. Si me animara… Imposible volver a los brazos de Morfeo. Ya… Ya entiendo por qué casi nunca estoy en casa. Haría cualquier barbaridad, pero…. Me preocupa la otra gente del edificio que nunca participa de nada.

19 hs: mi agendateléfono suena para avisarme lo uqe tengo que hacer a las ocho.

19, 07: me entrego mejor al regazo de Milagritos.

19,10: suena el despertadorteléfono. Pongo –a modo de dulce venganza- a Vinicius al mango.

Al final soy más buena que el pan con manteca.

No me quedan dudas

Si te cruzo, te recago a trompadas.


Te lo tenés tan merecido, que ni siquiera es necesario que me detenga un instante para explicarte por qué.



El Instituto Nacional de Salud para la Srta. K., agradece su lectura y difusión

domingo, julio 13, 2008

Admiro profundamente a la gente que sí se puede cuidar.

jueves, julio 10, 2008

Tres maneras de decir mi nombre

epicúreo,
(Del lat. epicurĕus).
3. adj. Entregado a los placeres.

hedonista.
3. adj. Que procura el placer.

sibarita.
lat. Sybarīta, y este del gr. συβαρίτης, de Σύβαρις, Síbaris, ciudad del golfo de Tarento, en Italia, célebre por la riqueza y el refinamiento de sus habitantes).
1. adj. Dicho de una persona: Que se trata con mucho regalo y refinamiento.

miércoles, julio 09, 2008

Perversión

Las letras me apasionan.
Los números me calientan.

Ñata

Me encantan los perfumes. Puedo pasarme horas en los supermercados oliendo los desodorantes y perfumes.
Donde trabajo ahora (como podrán haber leído antes) los perfumes están a la orden del día. Hasta la zona misma es más perfumada. Por eso me gusta subirme a un colectivo, alzar la nariz como un conejito olisqueando la hierba, moviendo las aletas y concentrar el mayor esfuerzo de todos mis sentidos en desarmar el espectro de olores y poder identificar la procedencia, asociarlos con momentos, con colores, con sueños.

Lucky strike

Estamos Azul (mi laptop) y yo en casa. Y esta es la primera vez que alguna red se pone disponible. Es decir uqe por este momento, habemus internetae.
Lo cual no es poco.
Mis pequeños placeres, pequeños proyectos, grandes ansiedades, fetiches y alienaciones de mercado: la casa propia, la compu, los zapatitos de princesa, las botitas lindas (que publicaría acá mismo, si mi hermana me devolviera el cable de la cámara!), el cajón, el año de independencia (casi), el año que pasó desde el nueve de julio (qué hiciste vos el nueve de julio del año pasado?), los chicaneos cotidianos a aquel ¿fiel? lector que son más costumbre o dramatismo inherente que hasta a mí me cansan, y sin embargo las heridas que siguen abiertas, por más que sé que a su tiempo se están cerrando; mis devaneos umbilicales que me cansan y me aburren, mis aspiraciones, mis proyectos de los que no termino de hacerme cargo, los roundups que no puedo dejar de evitar (en realidad, usualmente es así: los evito todo el tiempo subida al carrito de la montaña rusa, sin cinturón de seguridad), como las cosas uqe se vienen cerrando desde hace unos meses, el futuro uqe ya llegó (qué buena frase de tres tiempos a la vez!) y al que no quiero ver, con todos sus pros y sus contras. Lo grande que estoy, lo chica que soy aún (atún). El orden, el desorden, el cansancio constante, la felicidad completa y la incompleta, el eterno enamoramiento de la vida y la carencia de mimos reales, de contención. Y en el medio yo, que a esta altura no tengo la menor idea de lo uqe vendría a ser, a hacer, como si en mi rol sólo me dispusiera a atender cuestiones mínimas y cotidianas, porque todo el resto, todo lo grande, todo lo macro se va a ir acomodando, se está acomodando más allá de la posibilidad de tocar que tienen mis dedos.

Volveré y seré algunas.

lunes, julio 07, 2008

Odio los pelos que aparecen sin razón aparente.

Sin sentido, sin lugar original de donde provienen. Quizá como odio a las cucarachas y otras cosas así, que aparecen desfachatadas aunque no sean deseadas. Como esos pelos que aparecen después de meses de que el dueño original se haya ido. Están ahí como para restregarme en la cara el pasado, los fracasos, los engaños. Qué hacés vos, pelo ahí! Cómo fue que llegaste hasta ahí? Como esta mañana, también, que apareció un pelo largo y oscuro de vaya a saber qué chico o chica que se anduvo metiendo con mis cosas o se me pegó vaya a saber de qué manera. Como la cucaracha de anoche, enorme y justo frente a la puerta de salida, como queriéndose poner en mi camino en un momento que decidió echarse de espaldas a tomar el sol o la fresca.  El Sr. Signo tiene razón. Lo peor es que son irrespetuosas. Si yo no tuviera que verlas y fuesen las dueñas del edificio cuando duermo, o de mi cocina, estaría bien, podríamos convivir en paz. "Qué mierda hacés acá, hija de puta! Si yo no te quiero acá!", le grité indignada a una mientras entre casi sollozos y una adrenalina letal, le rociaba medio tarro de insecticida.

Por suerte, cuando volví anoche, ya un escuadrón de hormigas se había encargado de retirar el cadáver hacia un punto menos notorio del pasillo, Más cercano a su guarida, supongo.

Me imagino a las hormigas obreras gritando "Tiren! Tiren" como hacían en Los Pitufos (que recreaban el trabajo perfecto donde cada uno tiene su rol y no lo cuestiona). Todo bien con las hormigas. Aunque la marabunta tampoco me hace feliz. Todo lo uqe venga de a muchos, me da miedo. Las hormigas, los bichos, los pekineses, las personas.

Igual, buena onda con las hormigas. Como con las lagartijas.



 

domingo, julio 06, 2008

Parece uqe mis botitas fetiche saben bailar.

Abrieron la caja y me ofrecieron bombones. Por supuesto, yo elegì el màs rico: el que venìa relleno de pelotudez.

sábado, julio 05, 2008

Còmo hago para -despuès de cinco dìas de padecer computadoras- quedarme con ganas de sentarme frente a la pantalla.

miércoles, julio 02, 2008

Más de lo mismo

Se trata de un espacio perverso, supongo uqe panóptico, maleable y a la vez rígido, que me hace stranger in Strangeland

Modus Operandi

-Ojo que tal es jodidx.

 

Para mí, que alguien sea jodido es que se parezca a Fred, allá lejos y hace tiempo, en uno de los tantos ciclo en uqe nos odiamos, y como había uqe pilotearla, sólo podíamos jugar al truco. Y él lo hacía a cara de perro. Y cada envido no mostrado, cada flor, cada carta que no seguía el circuito que él y su odio adolescente tenían preestablecido, era razón suficiente para ponerme en falta.

Ahora bien. Es simple, entonces,  tratar con esta gente. Sólo basta saber cuál es su circuito caprichoso y quebrar la cintura.

Sin embargo. Yo sigo eligiendo la inocencia (en realidad, es la inocencia que me elige a mí) y sigo  transitando con intersticios a cuestionar.



Imán de lo extraño

Soy imán de los extraño. Y la extrañeza sucede –casi siempre- en los transportes públicos. Creo uqe hace muuuuuuuuucho ya escribí sobre aquella mujer y su hija. Sobre las cosas que me dijo. "No te conozco, pero sé quién sos". Y luego, el señor que parecía Jean Paul Belmondo, guapísimo piloto de avión casi de la tercera edad.

Ahora son los taxis. Al margen de que me he quedado una hora después de haber llegado a mi destino, charlando con un tachero, anoche, después de haber bajado tres mil revoluciones, tras haber cambiado la sintonía, el taxista posterior me sacó la(s) ficha(s). Es cierto, soy muy transparente. Y probablemente, con un poco de habilidad analítica, soy fácilmente legible.

-Que estoy sola porque quiero

-Que soy muy inteligente y que me aburre la rutina diaria (por eso necesito sorprenderme a diario)

-Que la inteligencia y la ansiedad entran en tensión, que esa tensión desgasta y resta energía para otras cosas.

-Que siempre hago lo mismo y ya debería haberme dado cuenta de uqe por ese camino no iba la cosa.

-Que tengo dos trabajos.

-Que tengo uqe aflojar con ser tan estructurada.

-Que mi nombre tiene seis letras.

(La revelación más relevante fue –por supuesto- la última de la lista, que es una selección de otras cosas que casi no recuerdo. Como siempre que me pasan estas cosas).


martes, julio 01, 2008

Y bueno, yo le digo. En su situación me gustaría que me avisaran. Que sea como tenga que ser.
Me saqué primero un auricular y tomé aire. Luego impulso para desafiar los vaivenes del autobús y acercarme a la Sra. Paquetona, que se veía tan guapa! Tan compuesta! Tan dressed up!
Momento!!!
Y si en vez de -simplemente- quitarse el exceso de maquillaje en toooodos los dientes, se siente incómoda e inhibida y prefiere pasar por la coloratura dental pero no por, jamás de los jamases por el restregamiento de dientes en público? Y con el sólo hecho de alertarla le arruino el momento porque presa de la vergüenza, la viejita huye despavorida y torpe hacia la salida y desciende veloz del automotor, sin mirar hacia atrás, sin esperar a que la máquina se detenga totalmente, entonces sufre un accidente mortal...?
Y si mencionarle el percance sea la fuente de su infelicidad, que haga que la sonrisa colorida (por dentro y por fuera) desaparezca?
Y si me dice que no es asunto mío, que por qué me meto?
Y si me agradece de corazón ya con una sonrisa blanca?
En fin.
Quién soy yo para arruinarle el momento a la Sra?
Además, hasta acá llegó mi viaje.

.

viernes, junio 27, 2008

utopos

Las paredes se caen, las estructuras se abren y se cierran. Los espacios se mueven, las gentes también. Hay una circulación que contrasta con tanta arista. Y yo que soy tan lenta! Tan lenta para acomodarme, para acostumbrarme, para encariñarme, para moverme.

Y yo también soy circular, intentando acomodarme en un lugar rectilíneo. Acomodándome en las comodidades externas, en la incomodidad interna. Quiero desplegar las alas de mariposa y tengo límites muy cercanos. Soy rara. No soy de aquí, ni soy de allá. No pertenezco a ningún lugar habitado. Somos mi mundoacuestas y yo. Como el Castillo Imaginario.

E incluso estando sin estar, siento los ultrajes a mi burbuja. Los olores, los calores la obligada vista miope.


jueves, junio 26, 2008

Cortitas y al pie.

-Qué olor a pis de gato que hay!-, dije inocentemente.
Era el perfume de uno, nomás (Cómo pueden vender perfume con olor a pis de gato?)
 
-Qué olor a sahumerio, sos vos?-, me preguntan.
-Por qué? Porque tengo cara de hippie?
Y era el perfume de otro compañero, nomás.
 
Me encontré con un Sr. muy viejito dos veces en el ascensor. Cuando me bajé la última vez, lo saludé:
-Adiós-, ,,,mándele saludos que lo va a ver dentro de poco.
(A veces soy pura maldad)
 
-Es que a vos no te gusta la plata-, me dijeron.
-Puede ser-, respondí.
-Pero con plata se puede comprar un "te quiero"
Sí? Se puede? Naaaaaahhhhh!
Y me quedé pensando si era uqe no me gustaba la plata... Quizá no tanto como a los demás, eso puede ser. Pero si fuera cierto totalmente, no estaría acá.
=o(

 

miércoles, junio 25, 2008

Diferencia de código (generacional?)

-Contate algo

-Mirá, me encantaría, pero estoy me están por cobrar en un supermercado chino, tengo que entregar tickets, tengo las manos ocupadas y me tengo uqe  hacer entender lo suficiente como para que me den el vuelto como yo lo quiero.  Sabés lo que cuesta hacer todo eso junto cuando una es rubia?

-Pero no!!! Hasta ahora, por lo menos, por lo que hablamos, parecés ser una persona inteligente! No digas eso!

 

Claro. El chiquilín no me entendió. No necesitaba que saliera en defensa de mi inteligencia (ni que me la insultara). Es un juego. Si no fuera inteligente, no podría plantear la parodia de mi propia  tontera (que al margen, por supuesto que la tengo, aunque mucho más básica y elemental de lo que se podría suponer).

Evidentemente, estamos hablando en diferentes idiomas. Si no puedo jugar, me aburro.


jueves, junio 19, 2008

Victor Inglish Mezod

1. Heat water bag is used in medical treatment health and common live to get warm.
2. The water temperature that the heat water bag used should be around 90⁰C. The water should be not over 2/3 than the capacity of the heat water bag.
3. After filling water, must let the air in the heat water bag out and let the screw tight. Check if there is leak water phenomenon.
4. When baby use the heat water bag, should let the heat water bag a little far from baby.
5. When the heat water bag is used or storage must avert it to be weight on or stabed, not touch sour, alkali, oil and sunlight shoot.
6. Storage heat water bag should fill a little air inside. Put it in shady environment.
7. The dirt on the heat water bag can be washed by soap water than use water wash it clean.
8. The heat water bag should not be put in the display window so long time, especially the display window in the sunlight shoot.
(Sic)

miércoles, junio 18, 2008

En mi barrio los domingos son más raros. Se puede ver a un flaco portando un arpa, buscando una dirección. Aparentemente, buscaba una dirección que no existía. Como resultado, dio un mini recital a la gente que estaba en la panadería. Y yo que estaba en la parada de colectivo deduje algunas notas.

Había sol, parecía menos otoño  de lo uqe era. El viaje me esperaba largo y no iban a empezar sin mi.

Además, yo llevaba el postre

Rebeldía pura

Nao me amarra dinheiro, nao, beleza pura!

Me siento engrampada. Y con esto no digo uqe fui engrampada, sino qeu me siento así. Y la pregunta es por qué, si se supone que son elecciones que uno hace libremente, más allá de dónde trabaje. Se supone que estoy eligiendo métodos de capitalización y saldos positivos y capitales mixtos y la mar en coche.

Como soy bastante tonta, desconfío de todo, de todos. Sé que en mayor o menor medida, me van joder por algún lado. Probablemente sea paranoia, pero. (sin puntos suspensivos). Pero puedo empezar con una diatriba anarcorromántica, completamente improcedente, caduca y utópica. (quizá lo haga). Esas empresas, esas corporaciones que deberían garantizar el bienestar y se pierden con técnicas de Edward De Bono y coaching que pretende manejarme. Son perversos! Perversos! Perversos! Y su fin es manejar mi pequeña, chiquita, fácilmente influenciable cabecita para que tome las decisiones uqe ellos ya han  elegido por mí.



martes, junio 17, 2008

Las salidas del subte cuando hay combinación son la mismísima versión diaria de las escaleras de Odessa, de Einsenstein.



jueves, junio 12, 2008

En lontananza

La distancia anestesia. La lejanía me hace cerrar ventanas y puertas, aunque me duela. O justamente por eso, porque me duele y no me banco extrañar. No son saudades, las saudades tienen algo de lindo. Esto es ausencia y es destierro. Yo puedo construir en el día a día, pero cuando un afecto está lejos, se disuelve el vínculo cotidiano. Sólo queda lo esencial. Estás en mi cotidiano o no estás. Y eso no significa que quiera menos.

Y en medio de todo esto y a o lejos, voy a tener otro sobrin.

Qué clase de relación puedo tener con mi niño y medio. Alcanza con el amor –elegido- del vínculo familiar? No es que no esté en mi cotidiano, sino uqe yo no estoy en el suyo. Irremediablemente, según se ve.

Y en vez de alegrarme que se abra lo que debería ser "una sucursal del cariño", para mí es un abujero más, otra ausencia.



Está visto y comprobado uqe cuando voy a la peluquería es porque necesito que me hagan mimos en la cabeza.

Sin Drome

Tengo el síndrome Silvio Soldán: cuando algo me gusta mucho, salto.

(Escribí ya sobre esto? No sé si sí, pero me da la sensación…)



.

Arte

Si se le puede atribuir un movimiento pictórico al acto en general de viajar en subte en hora pico, es sin dudas el manierismo, que se define –entre otras cosas- por las posturas inestables e imposibles. Véase el Nacimiento de Venus, de Sandro Botticelli

 

martes, junio 10, 2008

Engañapichanga

Alguien más notó que a las  sopitas light las llenan de palitos que probablemente extraigan de los paquetes de "yerba sin palo", seguro, para hacer más abundante y menos engordador el producto? Los palitos son indigeribles, sin lugar a dudas y suponen un engaño al estómago…


Cuarto intermedio.

A colación de lo escrito acá, más abajo y de la decantación de charlas: es muy fácil estar solo o sola (igual, me parece –sólo porque me da la sensación- que es más fácil estar sola que estar solo). En tanto y en cuanto se acepten los distintos momentos del ciclo, a saber:

-felicidad plena,

-libertad absoluta,

-sentimiento raro de angustia,

-Por qué todos están en pareja y yo no/ Nadiemequiere/ Soyfea,

-Al cabo uqe ni quería,

-Mirá cuánta pareja infeliz hay por el mundo / Más vale sola que mal acompañada,

-Yo solitapuedo.

-el disfrute de sí misma/o

 

Y otra vez vuelve a empezar. (Cabe destacar que el medio de este ciclo, el ojo de la tormenta es palpablemente mucho más dramático uqe el resto, como así la particiáción de amigas y amigos para acompañar en uno y / u otro momento).

Sabatino

El sábado uno de un auto me dijo –inocentemente- "me gustan tus botitas", refiriéndose ni más ni menos que a mis borceguíes, borcegos,  sustraídos ha mucho tiempo del guardarropas de mi hermana, pese a ser un número más grande.

Luego, tras invitaciones varias a la Srta. Pajarita  y a mi persona, un hombre se me acercó y me espetó el  piropo  más encantador: "sos tan linda que por vos dejaría a mi mismísimo novio".

Y finalmente, representando el verdadero grupo de hombres a los que puedo atraer, más allá de una faldita corta, un señor dijo "Yegua!". Pero no me lo terminé de tomar como un piropo.

El placer estético es –entonces- plurigenérico, polifetichista. Es decir, que siempre hay un roto para un descosido. 

Primera nota al pie: Igualmente, tanto la Srta. Pajarita D. y la abajo suscribiente, pasamos por el intento de neutralización con un "caradebruja" para la primera y "caraderrecepcionista" parala Srta. K. Por supuesto, nos reímos mucho, mucho, mucho. Y claro, no lo lograron.

Segunda nota al pie: Ahora que lo estoy escribiendo, me vuelve a aparecer esa sensación de extrañeza que me dan las cosas lindas que me dicen. Me reí mucho, como si le estuviera pasando a otra persona que no soy yo. O mejor dicho, le pasan a aquella que soy no-yo (gracias Roger W.)

Tercera nota al pie, fuera de programa: Desalienación  mediante, cabe aceptar que no es ni la ropa, ni la generosidad física ni los preconceptos sociales. Lo que importa, es la sonrisa. Incluso con los dientes chuecos.

.



Fetiche, alienación y después

Fetiche! Fetiche! Fetiche! Siempre me gustaron las botas de cuero. No sé si fue mucha estética Marlboro o heavy metal.  Después de años de entregarle mi corazón a cualquier hombre que tuviera puesto un par de botas texanas finalmente, (ahora que ya no entrego el corazón así de fácil) tengo las mías. Propias. Botas de la Srta. K. Al punto de fetiches y convenciones, uqe en la caja hay dibujada una bota –como la mía- que está pisando a una víbora y una mano con un cuchillo también bastante lindo.

Lo primero uqe tuve por una cuestión de fetiche, fueron las all star y las camisas a cuadros, de lo más grunge (las leñadoras eran lo más). Luego, las botas tipo Caterpillar. Después, el  piloto.  Lo que no tuve, nunca fueron los jeanes rotos… Ahora que lo pienso, toda ropa de hombre.  O bien tengo el gusto travestido, o la libido demasiado alta, o me apropio de lo que no tengo aunque sea poéticamente. No, ni tanta rosca: tenga un cuerpo intervenido de estéticas multigenéricas.  O una estética sin límites.  El cortaplumas, las herramientas (que casi no uso), la  maña que me doy para algunas cosas, mi eterna intención de aprender a cambiar un cuerito.... Parafraseando a la obra, Yo soy mi propio hombre.



 

viernes, junio 06, 2008

Con ssssssssssssssssuma urgencia

Necesito conseguirme un espejo: estoy hecha un mamarracho.

 

miércoles, junio 04, 2008

Simple

Qué fácil es!
Qué fácil soy.
Cuando me tratan bien.


 

martes, junio 03, 2008

Y ahora es Spinetta que me hace perder repentinamente la atención en el libro. Es Spinetta que canta correr por correr (correr frente a ti). En algún lugar de mi se hace verano y lluvia. Y ese amor que me agarro con El Flaco una sola tarde de tormenta que lo vi tocar en el patio de un hospital. Los árboles se movían al tiempo que la tarde se aceleraba en un cielo encapotado: viento, relámpagos. Una cena en los sabios crotos y una cita que terminaría en planton. Y un dibujo para un tatuaje que no sería agradecido como hubiera querido. Un planton que termino en flor, como la flor que llevo tatuada, que, entre discos de Leo Mattioli, partidos de Racing y Chet Baker, un muchacho había perfeccionado en mi dibujo original.
Pero no me puedo perder de Spinetta y nuestro amor fugaz de calor, de verano, de tormenta, de tristeza y felicidad, todo a la vez en la dulzura de su voz. No puedo reprimir algunas lagrimas. Ultimamente no puedo reprimirlas cada tanto, en momentos poco propicios, como cuando hago el ultimo pis antes de salir al trabajo. A quien se le ocurre llorar en esos momentos tan llenos de cotidiano y rutina y colectivos que tienen que llegar a horario porque si no yo llego tarde? De todas estas veces, no he logrado determinar por que lloro… Las canciones no son suficientes, y si no es Spinetta, es una canción infantil uqe me pega mal o un ayeo flamenco de puro sufrimiento moro. Por que tengo uqe lidiar con lo desconocido cuando es tan temprano a la maniana, o la fiebre me esta llegando a treinta y ocho, o estoy leyendo un libro de lo mas liviano y pasatista? Dejadme en paz con mi ignorancia! Sois una manga de lagrimas desagradecidas!

lunes, junio 02, 2008

Estuve un buen rato de la tarde pensando en mis sueños, en lo raros que suelen ser y que en general lo que mas persiste en mi memoria es un recuerdo que tiene forma de color y de sensación. No importa cuán oscura era la cabaña de un sueño o qué gélido el paisaje… Un color, una luz y una sensación desde las tripas que quedan asociados; dispuestos a recrearse en cualquier vestigio diurno de esos colores. Y así como así recordé aquel sueño. Te acordás? Hablábamos una noche por teléfono y yo te conté que había soñado con nosotros, con que me tapabas, me escondías bajo las sabanas. Y vos te reíste mucho! Te reíste de mi i de mis locos sueños. Y me dijiste que hacía mucho que no te reías tanto… Y mira vos, che, como son las cosas que al final vos terminaste escondiéndome, tapándome con las frazadas de tu frio glacial, como la más escalofriante de las metáforas… Juepucha! Habré heredado los sueños predictivos de mis abuelas brujas?

domingo, junio 01, 2008

En su habitación casa había olor a invierno. El frío se olía como el olor a la estufa de kerosén. Y a su vez, el olor a frio era también el olor de él, el olor helado a su piel blanca, el olor a sus pulóveres. Alguien a lo lejos debía estar quemando ramas o basura. Y ese era el olor a invierno que tenia pegado en la nariz. El invierno para ella era siempre domingo y alguien que estaba quemando algo. Esperaban el feriado intentando entrar en calor, mirando películas a medias y cogiendo como podían entre el frío y la cama de una plaza, sin los fuegos artificiales propios del primer mes, sin amor pero con cariño y dulzura, ella siempre arriba, lo que aseguraba una buena dosis de gemidos y espasmos. La habitación era grande y el calor de ellos dos no alcanzaba para pasar lo que quedaba de la noche durmiendo en la pequeña cama. A ella le tocó una remera grande en préstamo y un par de medias de futbol, bien altas. Y arriba de todo, un edredón de plumas, que la hacía estornudar por la alergia y que él, amorosamente acomodaba lejos de su nariz.

viernes, mayo 30, 2008

Latiguillos, la razón del fracaso

Podría haber aceptado uqe se trata de mi falta de precisión para estirar la pierna, el pie, hacer un sonido, retraer la pierna y el pie, hacer otro sonido y levantarlo antes de juntarlo al otro. Y sin embargo, no. Es un problema mucho mayor y que me excede. 
Es un problema de física, a saber.
Hay dos salones: uno más pequeño y uno más grande. En el pequeño puedo hacer los latiguillos casi sin problema, lindos, limpios y sonoros (bueno, quizás esté exagerando un poco). En cambio en el salón grande, no. El pie se me pega al piso y me resulta imposible maniobrarlo como es debido.
Algún sabido en la materia y/o empapado en la problemática del campo podría decir que el problema es por mu,  es decir, coeficiente de rozamiento, pero no. El problema es de gravedad, de gran gravedad, en primer lugar, porque va a lelga rel día de la muestra y yo voy a seguir mintiendo estos golpecitos y en segundo, porque la gravedad que impera en el salón grande es mayor a la del salón chico. Lo cual genera que sea más difícil sortear a Newton y a su manzana para levantar el pie, despegarlo y hacerlo sonar.

 

jueves, mayo 29, 2008

3:52



Sólo quiero tres minutos y cincuenta y dos segundos para escuchar direito a Ella Fitzgerald con su dulce voz cantar "The man I love"

Desde donde estoy, reflejada en el vidrio de adelante, parezco un títere. Puedo ser una cabeza flotante, como el peor de los cuentos terroríficos de la antigua China. O –la mayoría de las veces- una frente esforzada. Como un homenaje al trabajo, "ganarás el pan con el sudor de tu frente", aunque con el flujo de aire fresco uqe tengo como oponente, es difícil que llegue a perlarse mi sien. Supongo que sería más efectivo si me pusiera a tirar con los muchachos que están en frente de la facultad de ingeniería, en Paseo Colón, pero prefiero pensar que soy la versión menos física y más intelectual del asunto. Pavadas mías, ínfulas propias.



Send funny voice messages packed with tidbits from MSN. Everyone wants to be ready.

Catlip, catlop, mis sandalias en un ritmo ferroviario. Pasa el tren delante de mí, demasiado despacio y estoy llegando tarde. Es mi turno, alzan las barreras para que pase la farolera y paso. Una hoja cangréjica con siete patas se atraviesa en mi camino. No la piso, es un bicho grande, la respeto, la dejo pasar, sigo avanzando. Es un poco oscura esa zona. Extraño la fábrica de granos que estaba ahí y uqe ahora están demoliendo. Extraño ese olor rancio de mi infancia. Ferro es verde, la empresa es acre, y en el suelo debería haber unas florcitas amarillas que me dan alergia. Eso y las bolitas de los paraísos. Probablemente esté cantando lo que pasa en mis auriculares truncos. Ya casi no funciona, tengo uqe hacer malabares con el cable, sostenerlo, acompañado durante la función auditiva. Alguien grita mi nombre y no soy sólo yo la que llega tarde. Una maja roja bordó me reconoció (o no, pero probó gritando mi nombre). Y llegamos, Y los latiguillos que no me salen, que los miento, los empasto. He comido y me cuesta sostenerme derecha: tenía hambre. Salimos todas juntas porque quiero y me banco seis cuadras en soledad. Sólo quiero llegar a casa



lunes, mayo 26, 2008

Nuevos conceptos


Como buena amante del lenguaje, -amadora, mejor; amante me suena más a que me va a dejar en cualquier momento y lo que menos quiero es que me abandone el lenguaje… ¡estaría perdida!-, me gusta poder aplicar nuevas frases a mi vida.

Hoy, por ejemplo, la frase es verbal y es Estar Embutida.

Hoy estoy embutida en una pollera, lo cual implica una sensación de leberwurstpaladni, con ese envoltorio puesto a presión, el cual es vencido ante cualquier intersticio que uno pudiera generar con un cuchillo u otra arma punzante. Un solo movimienmto en falso y cualquiera de los extremos de metal, podría quitarte un ojo.



sábado, mayo 24, 2008

Una alerta más.

-... y tampoco estoy mucho en casa porque se me cayó la cortina y no me entra nada de luz. Quería arreglarla yo, pero no me animé porque escuché ruidos raros y me temo que sean murciélagos o algo similar. Y qué voy a hacer yo sola si me entra un bicho de esos?
-O, lo otro que puede ser es lo que me pasó a mí, que cuanía do abrí el taparrollo había un alacrán, eso también te puede pasar: hay muchos alacranes en Buenos Aires.

Plop!

viernes, mayo 23, 2008



Es un hombre. Demasiado joven para ser señor, demasiado grande para ser un flaco. Un muchachón que no llega a los cuarenta años. Quizá hasta mucho menos, pero su cara ya dice cosas, cuenta historias (por supuesto, a gusto del consumidor). Lo he visto cientos de veces en el barrio, vendiendo chucherías, seguramente también mendigando, con su niña. Jugando con ella, haciéndola dormir en su regazo o mimándola.

El miércoles los vi y ella llevaba su guardapolvo blanco. La imagen me enterneció aún más.

Ayer los volví a ver, Rocío dormía sobre la mitad de él y no lo dejaba encontrar el vuelto para darme. Le sonreí lo más ampliamente que pude. Y por supuesto que no alivié ni un nanosegundo su pesar.

jueves, mayo 22, 2008

Que los otros tengan sus espacios de privacidad me da privacidad a mí.

lunes, mayo 19, 2008

Como si fuera una mañana de colegio.

Es increíble el mal humor que tengo esta mañana. Hacía muchísimo que no estaba tan peleadora.
 


--
http://www.relox.blogspot.com

(\__/)
(='.'=)This is Bunny. Copy and paste bunny into your
(")_(")signature to help him gain world domination.

Cocrouchi

Se pueden creer que haya una cucaracha con pánico escénico? Pues bien, existe. Vive en Caballito. Cuando la luz con sensor se prende, ella se queda quietita, inmóvil en su lugar, esperando uqe la función concluya. Pero las luces no son para ella. Ella siempre quiso estudiar otra cosa, ser ayudante del otro lado, trabajar desde adentro. Pasar desapercibida era su razón. Incluso, debido a su fototropismo negativo, quiso se iluminadora, cosa de asegurarse que las luces apuntaran hacia otro lado.        

Es su timidez, siempre fue su timidez. La tentó un fotógrafo hace algunos años, para formar parte del calendario de la National Geographic. Hasta su padre la alentó en eso (y eso uqe su padre era un cucarachón albino, de formación alemana, muy rígido en su estructura, disciplinado y trabajador), pero no hubo caso. Ella se moría de miedo de sólo pensar que sería fotografiada con una macro. Cuando sos cucaracha, no hay photoshop que te ayude (digo yo, que sólo leo  revistas del estilo Caras o Gente y ese tipo de cosas).



jueves, mayo 15, 2008

Por default

Generalmente no atiendo el teléfono cuando estoy en mi casa. No sé si será deformación laboral o qué, pero no corro en busca del teléfono cuando reclama mi presencia. Tiendo a hacerme la tonta, como si alguien pudiera verme.
Y si llego a agarrar el aparato antes de que me/se cansen, La primera reacción es un gruñido, respondo como Apá de los Osos Montañeses, un gutural sonido que es salvataje para cortar en la primera tangente por donde pueda escapar.
Quizás después me alegro, me relajo y puedo hablar un rato largo, pero... Creo uqe estoy odiando hablar por teléfono.

miércoles, mayo 14, 2008

Hija mía

Estoy exultante por la noticia, necesito gritarlo a los cuatro vientos.
 
Será que tanto dije "cuando sea grande voy a tener una". Incluso cuando llegó el amor, soñamos juntos uno de esos chiches par amí también (para cuando fuera grande), pero... bueno, eso también se diluyó. Y ahora, ahora que podré estoy gestando... En más de una semana tendré mi propia computadora portátil. Y me hace tan feliz!!!

--
 

martes, mayo 13, 2008

Spoiled Child

Fue más tarde porque yo me había ido de compras y los subtes ya funcionaban. Una mujer en la escalera mecánica iba hablando a los gritos por su celular. Nos enteramos de todo… de cómo se puso Mariano y que todo el resto parecía un psiquiátrico y que entonces así, ella no iba más y… Yo iba bajando atrás de ella y un señor se adelantó, escandalizado, hizo un comentario que no entendí, pero uqe me hizo reír. Seguí a la mujer que se engrampó en el andén, mientras eguía con su  conversación tácita a viva voz. Yo opté por sentarme en uno de los bancos. El señor, llegó poco después.

-Encima me ganaste y me robaste el asiento!

-Vamos, que hay lugar para todos-, me corrí e hice correr a los demás.

El señor se puso a mandar un mensaje de texto y yo a la ardua tarea de desenrollar el cable de los auriculares. Entre una y otra tarea, el buen hombre sacó un paquete de chicles y me convidó. Y todo este relato preliminar viene a cuento de este preciso momento. Yo quería un chicle e intuía que me iba a convidar (habrá notado quizá mi breve relojeada a los chicles?), así uqe cuando me ofreció el penúltimo chicle, asentí. No dije siquiera gracias. Acepté de manera muy extraña. No sé qué cara habré puesto (de todas formas a esa altura de la soirée, a cinco minutos de conocernos, ya teníamos una comunicación particular) pero creo uqe fue la de Carnero Degollado. Odio cuando pongo cara de Carnero Degollado. Y aunque no la hubiera puesto, la actitud lo era, me di cuenta. Entre niña malcriada que culoveculoquiere e infante abandonada a la buena de dios que lo único que busca es to be spoiled, es decir, algún tipo de mimo aunque sea no convencional.

Nos subimos al subte cada uno por su lado. Y ni siquiera me dijo chau cuando se fue. Me decepcionó un poco, pero estaba bien. Sólo tenía que hacerme reír y darme una golosina.


--

domingo, mayo 11, 2008

Priemera semana, en números

Día 1: 0 % Meriva
Dìa 2: 2 % Meriva
Dìa 3: 5 % Meriva
Dìa 4: 20 % Meriva
Dìa 5: 30 % Meriva

Aunque, de todas formas -y mese a lo uqe me digan- voy a tardar una largo tiempo en adaptarme.
Mundo nuevo, gente nueva. Por un momento, en el que caminaba, me sentí como si estuviera en malla andando por la ciudad y hubiera gente medioconocida. Qué impresiòn!

(a los que no recuerden, el porcentaje Meriva era segùn la flexibilidad. En este caso particular, el ìndice muestra la flexibilidad del sujeto estudiado. Es decir, de mì.)

viernes, mayo 09, 2008

Mi querido Enemigo.



    Precisamente hoy no es el día más indicado para hacer esta reflexión. O quizá sí, justamente por la eliminación de ayer. Porque estoy teniendo una visión más estética, quizás menos desapasionada (a nivel personal), al menos desde el punto de vista tradicional.

    No se puede ser de river, sin ser de boca. Si sos de uno, tenés que ver los partidos del otro, en principio, para verlo perder. Pero luego se convierte en una camaradería, en ese Otro que comparte lo mismo que vos –del otro lado-,  la misma rivalidad que vos y que comprende cómo se viven uno y otro partido. Me sé el equipo de uno e indefectiblemente, la formación del otro. El antiguo oponente ya ocupa un lugar privilegiado con respecto al resto de los equipos. Uno está pendiente de los propios partidos y de los del otro, al margen de que  éstos puedan modificar al equipo de nuestros amores.

    O tal vez sea por ese gesto desmesurado que tengo, de querer eliminar el "o". Que no se trate de una cosa o la otra, sino una cosa y la otra.  Sumar la pasión del rival, esa pasión futbolera que ya es ajena, pero que siempre es lindo de ver. Es un espectáculo ir a ver un partido así como también ver al público.

 
    O acaso sea simplemente que me gusta el fútbol. Juegue quien juegue.

jueves, mayo 08, 2008

SGT

De día, es una simple trabajadora de oficina.
Por las noches, se convierte en Super Guía Turística!!!! (especializada en portugués)

--
http://www.relox.blogspot.com

(\__/)
(='.'=)This is Bunny. Copy and paste bunny into your
(")_(")signature to help him gain world domination.

Sueltillas Brasil III

La propaganda del afamado yogurt que aquí se conoce como liberador del Tránsito Lento (una suerte de … eh…. Gendarmería intestinal? Una autopista gástrica sin peaje?), en Brasil tiene un slogan mucho más franco: “si no te gusta ir al baño fuera de tu casa, tomá…!”.

Somos tan pacatos?

lunes, mayo 05, 2008

Digna de Todo x 2 $ (1991)

Imperdible comercial "Pensa em mim"

Digna de Todo x 2 $

"Pensa em mim", versión 2008

Sueltillas Brasil I

-No me importa que haga frío, que se venga el otoño o que lo único uqe se pueda hacer sea comer, cocinar y si para la lluvia, caminar por la playa. Yo estoy feliz sólo de estar, por volver, por los olores, por el ruido de las olas, por ver la cortina de agua caer sobre lo verde del terreno baldío de al lado. -Ayer vi por mi barrio a un tipo hablarle a una masa informe de palomas habrientas a las que él alimentaba. Cómo no enamorarme de aqué perro playero, hermoso, atlético, fuerte y leal. Mazinger lo bautizó Cel. Poirot, lo bauticé yo... por Hercule Poirot. Mazinger Poirot, acordamos. Del color del café con leche como me gusta a mí. Me acompañaba en mis caminatas y me depositaba sana y salva en el hotel.

-A veces Poirot estaba con otra persona, jugando a ir a buscar el palito. Yo lo llamaba y él venía a saludarme. Después volvía con su otro dueño/compañero ocasional. Me encantaba que fuera tan independiente.

-En una de las caminatas por la playa, vi unos perros que me llamaron la atención porque estaban manchados como vacas. Eran vacaperros. Cuando volví, uno de esos perros yacía muerto y era el festín de unos cuantos buitres. No me puedo borrar de la cabeza la imagen de los picos agarrando la piel del chucho para romperla. Picoteaban sus patas, su barriga, su cabeza, su hocico.

-En otra de las caminatas hice la Gran Toffy: me dieron ganas de correr y Poirot me seguía feliz.

-Me llevé mal con los gatos ariscos del hotel. (Shhhhh! que mi papá no se entere que había gatos en el hotel!!!). Aunque después de quince días, uno aceptó comida de mi mano y se refregó contra mi brazo. Debo darme por satisfecha. -Poirot conoció a los gatos una de las veces que me acompañó. Hubo ladridos y... jjjjjjjjjjjjjj de los gatos. Me sentí culpable y me fui a mi dpto, deseando que al día siguiente estuvieran todos vivos.

-También estaba Sasha, otra perra que conocimos. A partir de la interacción con ella, fui(mos) declaradas en idioma canino "Amigas de los canes". Cuando estuve sola, los perros me afanaban la sombre de la sombrilla. Se acercaban, nos hacíamos unos mimos y se quedaban al resguardo del sol, los muy perros. Al mediodía, la usurpación era causal de guerra. Y los empujaba a reposerazos.

-También estaba Ezequiel, que era una lagartija del tamaño de dos falanges. (Fibi Falanshi). Cuando la volvió a ver, ya estaba más grandecita.

Sueltillas Brasil II

-El regreso fue una aventura de culpas contra la aduana. Estuve a punto de tener líos con la ley por unos limoncitos. Pensé en Claire Danes, que tan mal la pasó en esa cárcel del lejano oriente. Pensé que iba a tener un prontuario uqe me impediría arrancar con el nuevo trabajo. Pensé que me iba a tener que acostumbrar a las guardiacárceles gordas y a las eddas bustamantes. Pensé que me iba a salvar el botoncito de "canal verde" que marca el azar. Scáner obligatorio y yo con la palabra "CULPABLE" escrita en la frente. Por unos limoncitos del orto y unos piñones (fijos) que me había conseguido. (zafaron la palta y la manga -en portugués es en femenino- porque me las comí antes. Resultado: cuatro personas que a)hicieron la vista gorda, b)no vieron un carajo o c)sabían uqe no me sacarían un mango por el pequeño deli(c)to.

-Desde que lo conocí, todos los veranos siguientes a que dejara de trabajar en el hotel, me encontraba con Pedro. Era fija. En el centro, en el colectivo, en el centrinho... Hasta que lo dejé de ver por unos años. Siempre tenía la mejor de las ondas, alababa mi portugués, me contaba de sus cosas, de su mujer blanca (con cuya familia había tenido problemas por el color de su piel), de su trabajo de enfermero, etc. También vimos a toda su familia bailar en el carnaval de la playa. La "reina", era su hermana: una negra flaquita y fibrosa, con tremendo cuerpo, que bailaba como los dioses. Recuerdo uqe me llamó la atención cuando me dijeron uqe tenía quince años, era más chica que yo. La siguiente vez que lo vi (y la última) Pedro había estado en Buenos Aires, trabajando con Fernando Peña. Era rarísimo.

-Conocí a una chica, Renata, que atendía un local bonito del centrinho. Había estado en buenos aires y estaba encantada de que yo fuera hispanoparlante. Aprovechó mi presencia para practicar su porteño (no era español... ni siquiera castellano). Tomó la oportunidad para decir boludo cada media palabra que a gatas lograba pronunciar. Yo, -que casi no uso la palabra boludo de otra manera que no sea como epíteto- ya estaba un poco hinchada las pelotas. Pero pese a todo, la flaca era divina y yo hacía varios días que no hablaba con nadie. Así uqe hice oídos sordos, le enseñé un par de puteadas más que no conocía y me invitó a comer al día siguiente.

-Resultó que Renata era la hermana de Pedro, así uqe me despedí de Brasil (no, mentira: de mi Ingleses) cenando con ella, una prima, la mujer de Pedro de la que tanto me habían hablado y un amigo de todos. El mundo es una aceituna.

-Me hice adipta a Dr. House y Law & Order Special Victims Unit. Y a la única propaganda que pasaban... una que decía Stravushka! y era imposible que no se pegara.

-Dejé de ser helado napolitano. Ahora sólo me transformo en chocolate barato. Incluso así, estoy negríssima!

viernes, mayo 02, 2008

Farewell, Alfa. Farewell... (Discurso de despedida en colaboración con el sector de Prensa)

-CRI CRI–, CROÓ ACRIBILLADO CREONTE: EL CROATA CRÉDULO Y CRETINO.

-CRASO Y CRUDO ERROR EL DE LUCRECIA, CRUEL Y CRIMINAL, QUE -CREO- LUCRA EN CRIMEA CRUZANDO CRÍTICOS, CRÍPTICOS, Y CRÁPULAS HEMATOCRITOS-, CRUJIÓ CRISPADO CHRIS EL ACREEDOR.

martes, abril 29, 2008

Buenos Aires está fría, oscura, impersonal.
Buenos Aires está llena de pasados, presentes y futuros.
Buenos Aires está alienada.
Buenos Aires está triste.

miércoles, abril 16, 2008

Reportándome. Re Portándome.

Hay mar, hay lluvia (mucha), hace frío.

Pero son mis vacaciones!

martes, abril 08, 2008

Márcoles

He vivido tan rápido
Que para mí ya es
Mañana.

lunes, abril 07, 2008

De cajón.



Vuelta a clases cajoneras.
Esa es una de las pocas cosas que acepto que no me gusta hacer sola.
Tres chicas y un profesor golpeteando maderas en un gesto casi tribal. La comunicación, los sonidos de base. Ritmos. Tucutután.
Una a tierra, otra a contra y la tercera, a dibujar.
Miradas. Tímidas e incómodas. Nos comunicamos con los oídos, pero no alcanza. La mano no responde a tiempo y queda afuera del sonido ancestral.
Las tres chicas tienen ocupada la tarde del sábado.
Están tocando el cajón.

Brunch dominical

Srta. K.: -Mi papá me dijo que este año se iba a dedicar a mi departamento. Habrá que creerle.

Pajarita Distraída: -Por qué no habría de creerle? Alguna vez no cumplió?

K: -A los seis años me prometió un barrilete y nunca me lo hizo.

P. D.: -Bueno, pero que te haga arreglos en el departamento, no compensa lo del barrilete?

K: -No, porque el barrilete ya no tiene arreglo, pasó hace mucho tiempo y no se puede volver el tiempo atrás.

(...)

K: -Tenés Abby Road en tus anteojos.

(...)

Estuvimos un rato largo mirando si el pitido que habíamos escuchando domingos antes se correspondía a la luz de un estacionamiento, o era la versión urbana de Psycho, como habíamos pensado. Era el estacionamiento.
La vaca sión da carne kosher?

Un chico muy enojado

Dame veneno

Independientemente de la letra, uqe ya es algo fuerte, el crecimiento de esta canción, a diferencia de la original -que en comparación parece una canción de cuna-, es tremendo, es en sí violento y visceral. Hasta catártico. Catarata violenta de sonidos, de ritmo, de enojo uqe estimula las entrañas con la fuerza suficiente para bailar. No necesariamente flamenco. Aunque es esa tensión que hace que los bailaores estrujen sus sacos o chalecos y las bailaoras su falda.

Eu

Foria

viernes, abril 04, 2008

Una chica muy enojada

Miramos videos viejos, oímos viejas canciones y es por eso que todavía estoy acá. Es cierto, a mí los temas me gustan añejos... Es difícil que escuche una banda o una canción en le momento. Necesito uqe estén ahí para redescubrirlas.
Le gustaba a Rosario, lo escuchaba ella cuando abrió los oídos al mundo femenino de The Corrs, Lorena McKennit, Enya o Sinaed O´Connor. Yo hice oídos sordos en ese momento.
Pero es re dulce! (Sí, justo este tema no, pero...)

Cuando la gente que está cerca de mí está triste, yo también me pongo triste. Aunque esté de un humor maravilloso.

Hola

Gotita huidiza, gotita libertaria escapándose de los límites: la taza y mi boca. Gotita que no podía caer sobre pantalón blanco. Reubicación de gotita. Programa de protección a testigos para gotita...
Gotita que cayó sobre la letra H. Gotita que tiene algo uqe decir. Gotita descendiente de la ouija, uqe no va con H, quiere decir algo que empieza con H.

jueves, abril 03, 2008

Árbol

Cinco semillitas me regaló Lucía, una de mis profes preferidas, una vez uqe vino a casa.
Las planté en una maceta grande y verde. A las semanas tenía unas hojitas que asomaban de la tierra. Creo uqe fue en el ´95, pero también pudo ser en el ´97. Fue el camuflaje de mi ventana, el dragón de mi castillo. Me emocioné cuando llegó a mi altura y me entristecí cada otoño, cuando cambiaba la piel. Podía ponerme de alguna manera abajo de sus hojas y me sentía protegida. Ahora mide más de dos metros, flaquito y pinchudo. Y yo lo extraño.
Mi idea era llevármelo a mi casa, pero no me entra en mi pequeño balcón francés. Y lo lamento profundamente. Más de una vez me quisieron convencer de que lo plante en la "quinta", que de mí no tiene nada. Y no, no quiero. No quiero dejarlo en ese lugar donde no me siento cómoda. Si yo no lo estoy, por qué habría de estarlo él (para mí es un él, aunque sean tres troncos).
-Cuando vuelva vas a tener que ver qué vas a hacer con el Palo Boracho-, sentenció mi papá.
Cada vez que voy a la casa de mis padres, no puedo mirarlo mucho. A ver si todavía me ven y se acuerdan y me vuelven a decir.
No hay caso, che, me volvieron a preguntar. Y yo no me quiero desprender. Quiero tenerlo cerca. Quiero visitarlo a placer.
Así uqe se me ocurrió donarlo. Pero, ¿dónde se donan los árboles?

lunes, marzo 31, 2008

Hágome cargo

He sido una desagradecida y una desconsiderada.
No es algo uqe no pueda reparar, eventualmente. Creo uqe sé cómo hacerlo.
Pero me sentí para el orto. Estuve para el orto.
Un tachero me devolvió una campera uqe yo me había olvidado, la había puesto en una bolsita muy linda y yo simplemente, -Gracias-, y cerré la puerta.
Nunca me han devuelto nada (ni siquiera un corazón en pedazos) y no supe que se suele dar un dinerillo. Lo intuí, pero no lo sabía y estoy inexplicablemente cada vez más rata ratona. Y me da mucha vergüenza.
Como he concluído en este último tiempo, está todo bien con el egoísmo, pero no con la desconsideración. Y lo mío fue desconsideración.
Y lo cierto es que me suelo justificar en mis actos (o no me doy cuenta si me mando algún moco). Pero esta vez no hay forma.
No voy a dramatizar más de lo uqe ya he hecho con esto escrito. Me hago cargo.

Raro, como encendido

Es diferente, al menos.
Ahora me tiemblan los brazos y no las piernas.

viernes, marzo 28, 2008

Pacto entre caballeros

Cuchameeee... dios, habíamos hecho un trato, no?
Qué onda? Dejaste de ser un dios de palabra?
Estoy muy decepcionada... O francamente no entiendo a qué viene esto.

Ascii

No sé cuál es el olor a muerto. Pero sin dudas en mi edificio hay algo muerto que larga olor.
Son todos imprecisos los que tocan el timbre. Y ya no me quedan pulgas pa´rascarme.
De la mano del payaso caminábamos sin saber a dónde íbamos.
El payaso me pasó del lado de la pared, para resguardarme de los autos o para que se me cayera un balcón encima.
El payaso tenía dientes afilados y un arma junto a sus pantalones abombados. Y después se cambió la cara y estaba como Pierrot. Triste, el payaso.
Nos paramos en la esquina y el vago infló un globo. Nunca pude inflar globos largos.
Nunca me gané ninguna figurita de globo.
Una vez me eligió un mago para ayudarlo, me levantó el vestido y después me mandó a sentar.
Yo tenía pantalones, el payaso-Pierrot no podía asustarme.
Prefería los dientes afilados.
No confiaba en el payaso que nos llevaba de la mano. Había olor a engaño en el aire. La inocencia era toda mía.
El payaso se cambió la ropa con un pase mágico. Y era un skater grandote, de ojos claros.
-Qué buen pelo-, me dijo
-Qué buenos ojos- respondí.
Y me rateé por primera vez de la clase de la tarde.

jueves, marzo 27, 2008

Pre Ocupaciones

  • La lluvia que parece venirse
  • Haber cancelado mi cita con la Dra.
  • El problema gobierno y campo
  • Que no me hayan llamado
  • Que el proyecto no esté moviéndose (porque yo no me estoy moviendo)
  • Mis vacaciones
  • La cédula que no me entregaron
  • Que se lo esté tomando demasiado en serio
  • Llegar a fin de mes
  • Fumar sin conciencia de uqe estoy fumando

Quiero gofio


(Probablemente para hacer el consabido Fu Fe Fu)

miércoles, marzo 26, 2008

Grande, Profe!!!

Probablemente ella no se décuenta, pero a veces tira frases gloriosas para una mente libreasociativa como la mía. Tal es el caso de "Con la izquierda se avanza, con la derecha se cambia de lugar".
Ayer fue "No es que sea más lento, es que está más vacío".

Y sé que se refiere a pies, ubicaciones, sonidos, desplazamientos. Pero... pueden ser tan metafísicas..!

martes, marzo 25, 2008

Estética

No puedo combinar el color de la gelatina con la remera que llevo puesta y el tupper donde la traje...
I must get myself a life soon!

Mientras estemos.

Una grande la abuela.
Abuela nació en el `22 y la muy memoriosa se acuerda de cuando iba a la escuela con las monjas, de los borceguíes que usaba para la nieve, de las vacaciones en el mar a donde la llevaba su madre (quien sí era La Nonna), que las hacía subir por acantilados. Las vacaciones de los años ´30, donde había playa para mujeres y playas para hombres. Ella tenía dos salidas al mar, al este y al oeste, en el metatarso de la bota italiana. Pero la nonna se empecinaba en ir al norte, a los acantilados, donde la banda del pueblo tocaba Carmen, de Bizet y ella se emocionaba hasta las lágrimas.
La abuela vive sola y me jode uqe se haya mudado. Ahora esa casa no tiene recuerdos míos (suyos sí: es las casa donde vivió hace cuarenta años), ya no sé cómo ir y creo uqe tengo que tomarme unos tres colectivos. Y la verdad es que ni siquiera sé dónde vive exactamente.
Soy de terror.

domingo, marzo 23, 2008

Todos los futuros posibles

If I'm a spinster for the rest of my life
my arms will keep me warm
on cold and lonely nights
("Tire Swing", Kimya Dawson)

A causa de los lugares comunes generados por literaturas degeneradas y directores de cine atormentados por tías que no tenían nada mejor que hacer que apretarles los cachetes o babearlos de besos, creo que tener un gato es sinónimo de ser solterona. No soltera -que es lo que soy- sino solterona, con esas dos letras que se apersonan en el final sólo para dar cuenta de un fracaso.
Según ha explicado mi cuñado, puedo ser una soltera con onda, una especie de bonvivant femenina, sin ningún tipo de aflicciones. Pero la presencia del felino en una vida (en este caso la mía) sería el primer paso hacia la decadencia del estado civil.
En lo personal, creo uqe un gato (o perro, pero dadas las dimensiones de mi mansión...) puede ofreceme eso uqe aún no logré con seres humanos, a saber: compromiso y amor incondicional.
Sin embago aún no logro apartarme de los estereotipos enunciados por mi cuñataí, por mí y por la sociedat toda, y me pienso de aquí a veinte años, siendo La Solterona de los Gatos.
Aunque -como es mi fantasía- a esa altura ya debería tener la historia dramática a cuestas: el plantón en el altar (!?) o el dead fiancé. O en ausencia de éstos, algún asesinato que me endilgue el folklore local para que futuras generaciones puedan saber de mí por medio de relatos urbanos que alguien contará frente a mi tumba, en el cementerio de la Recoleta.

miércoles, marzo 19, 2008

De la P.

En el Río de la Plata hay Nahuelitos. No puedo identificar qué son, pero sin dudas tienen cara de Nahuelitos.
Y son muchos!

It´s looking at you, kid.

Los olores se agolpan. Ayer, el olor a madera. Hoy el olor a bananas y a fósforos usados.
La fantasía -y la necesidad- de estar ahí, en mi segunda casa, en ese otro lugar donde está mi corazón. No sólo por el hecho de las vacaciones, sino ,porque necesito volver, estar ahí, hablar con Ivaní de la vida, oler y oir el mar todo el tiempo, enojarme con la gente porque todo se arruina por causa de la maresía, jugar de local, pasar desapercibida, modificar mi lengua y paladar para hablar mi respetable portugués, fantasear con la idea de mandar todo al demonio y uqedarme junto al mar.
Soy capaz de resignar muchas cosas para estar ahí. De traicionar vilmente, de decepcionar personas, de dejar de bailar. Cosas que no hago por ninguna otra razón.
Y no extrañar más esos olores uqe son míos, que me pertenecen en espacio y tiempo, que impregnan el mítico hogar que eventualmente dejará de ser y será gritos de inocencia perdida.

lunes, marzo 17, 2008

domingo, marzo 16, 2008

Laberinto

-Para poder salir, indefectiblemente tenemos que pasar por esos lugares donde no queremos estar.

Reseña del día anterior

(de la comodidad de instalarse en un sillón como si fuera propio y mirar videos o bailar)
-Qué bueno uqe está salir para estar, y no para parecer.
(no fue así, pero cuando se acorregida, lo corregiré, Pajarita)

viernes, marzo 14, 2008

Hay equipo

Dijo las palabras mágicas: habló de plazos, habló de división de tareas.
Hablamos de hacer realidad los sueños.

Este Girl Dream Team puede funcionar...

Adulthood

Antes me sentía mal por no encajar en los grupos.
Ahora levanto mis petates y me retiro.

jueves, marzo 13, 2008

Yosolita

Sí, podría ir con gente, podría acoplarme a cualquiera de esos grupos que se han armado con gente conocida.
Pero prefiero ir Yosolita. Yosolita Libertad. Va a haber mucha gente uqe me quiere que esté ahí. Mucha gente a la que incluso quiero ver. Pero quiero ir sola. Ir cuando quiero, volver cuando quiera, moverme como desee.
No en detrimento de los demás, sino en apapachamiento propio.
Aunque -como dicen- el mimo propio no alcance.
A ver, Sra. mía...
Si ya me vio levantarme de mi asiento, acercarme a la puerta y muy probablemente oyó el timbre cuando lo apreté. Por qué se empeña en volver a apretarlo? Es más, por qué todas las otras personas que se levantaron después de mí -o de quien ya haya presionado el timbre- se empeñan en volver a tocar? No tienen compasión del pobre conductor que tiene que trabajar con ese chillido infame durante todo el trayecto?
Si el tipo ya sabe que tiene que parar, para qué reafirmar con cada presencia el pedido? Si no es personal la detención del transporte...
Tanto le cuesta registrar al otro que ya se tomó la molestia de solicitar la bajada?

Cretina

-Ud. es la más cretina de esta clase-, me decía el profesor Azamor, en la clase de Historia del Arte. Y tenía razón. Era la más blanca como la Creta, que supongo habrá sido la versión antigua del Blanco Ala.
Estaba frente a un espejo, en la zona donde las zapaterías suben o bajan de categoría según la radio uqe ponen. Dicho rango va desde FM Cumbia hasta Radio Disney.
La iluminación no ayudaba. Pero me vi blanca blanca blanca, casi transparente. Los ojos, el pelo, la boca, todos con esa tonalidad blancuzca. Casi transparente. Monocromática.
No un blanco prístino y copado... un blanco triste. Un blanco invierno. Un blanco sin descanso.
Ya de este lado, los brazos, puros ríos de venas. Casi puedo ver la sangre del otro lado (mal) circular.
Las pecas, los lunares, el mapa astral.
La desconocida espalda (la reencontrada espalda) como lienzo blanco. Como un Una los puntos y verá qué clase de monstruo se encarama ahí. Quizá con tinta transparente hecha con limón o jugo de papa.

Y los dos estigmas tatuados como único bastión colorido.