martes, febrero 04, 2014

Es verdad. No la soporto. Me esfuerzo me esfuerzo me esfuerzo. Me pongo en puntitas de pie y estiro los brazos todo lo que puedo. Y no puedo. No la soporto. Bueno, quizá exagero. No es para tanto. Pero no la soporto.

1 comentario:

  1. Y si la ignorás? Tal vez así no haga falta que te estires ni que te agaches! Está bien, la ignorancia no cambia el sentimiento, o si? Pero si la ignorás, seguro te sentís mejor. Probaste?

    ResponderEliminar